viernes, 21 de mayo de 2010

Una Gossip muy irregular


Que Gossip Girl ya no es lo que fue en su primera y segunda temporada (a medias) no es ningún secreto. De hecho, todos los que seguíamos al pie del cañón semana tras semana esperábamos que la serie recuperase sus aires más gossipianos . Sabiendo que Georgina Sparks regresaba al Upper East Side (que bueno es que a una le cancelen su serie, y tenga que tirar de agenda) las cosas no iban a permanecer en su sitio: y así ha sido, la bitch Sparks ha revolucionado (o mejor dicho, va a revolucionar) las vidas de sus ex-compañeros. Pero empecemos por el principio.

La temporada pasada marcó el final de la época colegial de Chuck, Blair, Serena, Nate y Dan, lo que iba a dificultar en gran medida que Gossip Girl siguiera en sus vidas. Pero su "traslado" a la universidad (que con el paso de los capítulos fue perdiendo y ganando protagonismo a partes iguales) no supuso ningún problema en este sentido. Sí lo fue la tónica de la serie en general. Los primeros capítulos habían perdido la esencia de la serie, y la culpa la tenía la universidad. Más les hubiera valido hacerles repetir a todos, o que todos se tomaran un año sabático.

Pero las apariciones intermitentes de Georgina, Dorota, o, en menor medidad, de Eleanor Waldorf nos dejaba recordar los "años mozos" de la serie de la CW (que, como todos sabréis, ha renovado por una cuarta, y esperemos, última temporada).

Hemos tocado los temas de siempre: Nate, el hombre florero, soso como una pasa pocha, comenzó la temporada con un nuevo idilio amoroso. Serena seguía tirándose a todo bicho viviente. Vanessa y Dan daban un poco por saco, hasta que terminaron liándose (previo trío con....Hilary Duff). Y Blair y Chuck compartían lo que tanto tiempo llevaban esperando (lo que les robó su fuerza maquiavélica). Entre medio tuvimos que esperar a ver a Kelly Rutherford, que se había ido a que su santo mardio la sanara, y de paso sembrar la semilla del recuerdo.

Hubo que esperar a los capítulos 17 y 18 para volver a sentir que veíamos la misma serie de hace unas temporadas. La fiesta del cumpleaños de Nate y la boda de Dorotta nos hicieron ver que el espíritu gossipiano seguía entre nostros. A todo esto, no nos olvidemos del regreso de tito Jack y de la aparición de la madre de Chuck. La trama ablandó sobremanera al rebelde del UES, así que cuando terminó, todo fue a mejor.

Mientras Jenny sacaba la cacho bitch que llevaba dentro y ayudaba a reflotar la serie, descubríamos el rostro de Mr. Van der Woodsen. La trama subo su intríngulis, y se cerró en tres capítulos (19,20 y 21). Hasta que llegamos al episodio 22, season finale. Dos han sido las bombas que nos ha dejado: el embarazo de Georgina (que ha estado pidiendo ayuda a todo el mundo, sabes Dios para qué) y, como decirlo...el disparo recibido por Chuck. Visto donde lo ha recibido (el estómago) no creo que vaya a crearle grandes problemas. Lo que está claro es que Blair está en París, y Chuck en Praga, por lo que comparten continente y ella no tendrá que cruzar el charco para llorarle. Y Jenny, que va a desaparecer del mapa por un tiempo (cuanto más largo mejor, que aunque ha ayudado mucho a la temporada, sigue siendo tan insoportable como siempre).

Así que, por el bien de todos, lo mejor sería que Gossip Girl cerrase su blog con la cuarta temporada, antes de que le sea imposible recordar tiempos pasados.

7 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Yo en mi blog ya me desquité a gusto, porque me ha parecido de lo más surralista esta season finale, con tramas inverosímiles incluso para GG.

Yo lo siento mucho pero me bajo del barco, que estos chicos no son ni la sombra de lo que fueron.

Yo creo que Chuck está muerto, aunque no se haya dicho nada de si el actor deja la serie, porque Gossip dice "hasta que la muerte los separe". De ser cierto, no se que será de la serie sin él...

Saludos!

shiamfkb dijo...

Como Chuck muera yo me bajo del barco también.

Leighton Meester dijo en una entrevista que ella había firmado para 7 años!!! Lo dijo hace unos días...

Mina Harker dijo...

A mí la season finale me ha parecido bastante surrealista, pero al menos se me ha hecho entretenida. De hecho, con los últimos capítulos me lo he pasado bastante bien, aunque el resto de la temporada la verdad es que ha sido bastante soso.

Yo en principio empezaré con la siguiente y, depende de por dónde tiren, seguiré o no (ni de coña creo que le deje el margen que le dejé a esta temporada).

manganxet dijo...

A mi me ha gustado bastante la season finale, y yo no creo que la serie deba terminar en la 4º temporada, el problema no es la duración de la serie, el problema son las tramas, podrian insertar personajes nuevos, nuevas bitches... Estos personajes han madurado y se han hecho demasiado amigos entre ellos, necesitan nuevos enemigos a los que putear.

fon_lost dijo...

Un telespectador: por eso...sería muy raro quedarnos sin Chuck, porque ese Nate que nos han mostrado no le llega a la suela de los zapatos. Pues nada, ya saber....cuándo quieras saber cómo va la serie, aquí seguiré yo al pie del cañón.

shiamfkb: 7 años? demasiados!

Mina Harker: yo seguiré con la serie, supongo que hasta su final. Pero claro...si la serie termina perdiendo su identidad...malo

manganxet: pero traer personajes nuevos sería peligroso. Habría que conocer mucho de ellos y no hay tiempo.

LiPooh dijo...

Bufff... ya hace mucho que me bajé del barco y no sé si volveré a subir, por mucho que digáis que en los cap finales se respira algo de aire de GG. Quizás en verano, quizás.

Saludicos.

fon_lost dijo...

LiPooh: en verano puedes darl una oportunidad. puedes ver directamente el 17-18 y la finale.