martes, 14 de mayo de 2013

Nunca Jamás


Los finales de temporada están a la orden del día y el domingo le tocó el turno a 'Once Upon a Time'. La serie de la ABC tenía una muy difícil tarea: contentar a los muchos fans que se han desencantado con la serie en su segunda temporada. Y basta con mirar sus datos de audiencia: la season finale fue vista por 7.220.000 espectadores y un bajo 2.2 en demos, cuando en el estreno de la segunda temporada se superaron los 11 millones y se alcanzó un fantástico 3.8 en demos. Si comparamos con los datos que obtuvo el final de la primera temporada la diferencia es también importante: en aquella ocasión quedó por debajo de los 9 millones pero marcó un gran 3.2. El interés en torno a una de las series revelación de la pasada temporada ha ido quedándose por el camino a lo largo de sus 22 capítulos (con interminables parones de por medio).

Y para comentar el capítulo 22 ("And Straight on 'Til Morning"), es necesario avisar de los spoilers que aparecerán en el texto. Así que si no sabes quién "no falla nunca", no sigas leyendo.

Un diamante para conquistarles a todos
Todo comienza donde lo dejamos en el anterior episodio: Hook y su tripulación han rescatado a Bae, que iba camino de Nunca Jamás "de la mano" de la Sombra (un Peter Pan oscuro y malvado que se dedica a secuestrar niños para llevarlos a Nunca Jamás). Nuestro Garfio está convencido de que Bae "podría ser la clave" para su supervivencia en Nunca Jamás, y cuando descubre su verdadera identidad adquiere un nuevo nivel de interés para él: ser el hijo de su objeto de venganza y de la mujer a la que amó y a la que vio morir. De vuelta al presente y a Storybrooke, Mr. Gold está dispuesto a matar a Henry para que así no se cumpla la Profecía. Pero la llegada de los Charming interrumpe su plan. Y le pone triste porque le ponen al día con lo ocurrido a su hijo: Tamara ha disparado a Neal y ha caído por uno de los portales abiertos por las judías mágicas, por lo que es imposible saber dónde está.

Hook ha formado una alianza improvisada con Tamara y Greg, pero dura poco porque tras descubrir sus intenciones cambia de bando. Sí, Hook cambiando de bando. Algo que no le hemos visto hacer todavía. Pero antes de abandonarles, descubrimos que ninguno de los dos haters de la magia conoce a la persona para la que trabajan. Su plan se pone en marcha y activan el diamante que eliminará a Storybrooke y sus habitantes del mapa. El final se acerca, y con él, un momento al más puro estilo 'Jumanji' con toda la vegetación avanzando por la ciudad. Hook se reúne con los Charming y Regina y les pone al día. La siguiente parte del plan está clara: Charming y Hook irán a por las judías mágicas mientras Emma y Regina buscarán el diamante para retrasar lo aparentemente inevitable. Regina, que sabe más que nadie, se despide de su hijo anticipándose a los acontecimientos. "Siento lo que ha pasado. Intenté ser la persona que querías que fuese y fallé. Te quiero".

El éxtasis de Santa Regina
De vuelta al pasado, Hook recibe la visita de "Los Perdidos". Los Niños Perdidos de toda la vida. Están buscando a Bae. Sí, Bae es importante, y en Nunca Jamás lo quieren. En Storybrooke Rumple descubre que el Hada sabe cómo conseguir que la memoria vuelva a aquellos que la perdieron. Bella podría dejar de ser Lacey para ser Bella de nuevo. Lo mismo me da que me da lo mismo: es igualmente petarda de una forma que de la otra. Pero en su versión Lacey ha estado especialmente insoportable. Charming y Hook fracasan en su tarea y sólo recuperan una judía, mientras que Regina le confiesa a Emma que, para retrasar la desaparición de Storybrooke, va a necesitar toda la fuerza que posee. "Todo el mundo me ve como la Reina Malvada, incluido mi hijo. Déjame morir como Regina". En el pasado, Bae descubre quién es Hook y cuál es el papel que jugó en la historia de sus padres. "Puedo cambiar, Bae, por ti".

En Storybrooke llegan a la conclusión de que si, pudieron mandar a través del portal al Espectro, podrían hacer lo mismo con el diamante. "Estabas dispuesta a morir para salvarnos. Eso hace de ti una heroína. Y ahora todos vamos a ser héroes". Henry hace feliz a Regina, pero de poco les sirve porque la judía la tiene Hook. El final se acerca. Parece inevitable que todos los personajes de los cuentos vayan a morir. Tenemos reunión de la familia Charmingy a una Emma que se cae de un guindo y descubre que ella también tiene poderes. ¡Anda! Las madres de Storybrooke se unen y consiguen detener la explosión. Pero como no todo puede ser de color de rosa, descubren que Henry ha sido secuestrado.

El poder de dos nos hará libres
Greg y Tamara tienen a Henry, al que le confiesan su verdadero plan. Destruir Storybrooke no era su objetivo, "Vinimos a destruir la magia, Henry, pero entonces encontramos algo más importante que lo cambió todo. A ti". Y abren un portal con una de sus judías. Y saltan. Y desaparecen. Ante la mirada de los Charming, Regina, Rumple y Bella. Pero entonces aparece Hook con su barco y sus servicios dispuesto a ayudar. Rumple se deshace de Bella, a la que le entrega un papel con instrucciones. Le avisa de que Greg y Tamara no trabajan solos y que otros como ellos llegarán; por eso debe hacer un hechizo de encubrimiento que sellará la ciudad. Ahora bien, ¿cómo regresarán a Storybrooke?

Los viajes a través de los portales comienzan y empezamos descubriendo el paradero de Neal, que está en el mundo en el que se encuentran Aurora, Felipe y Mulán (con la carita bien tapada, no vaya a notarse que no es la misma actriz).Y sí, Neal sigue vivo. El otro viaje va a llevar a los protagonistas a Nunca Jamás, donde esperan reencontrarse con Henry. Rumple avisa a sus compañeros: Greg y Tamara trabajan para alguien al que "todos debemos temer". Regresamos al pasado: los Perdidos tienen a Bae. Pero no es el niño que necesitan. El niño que tiene valor es...¡Henry! Greg y Tamara están al servicio de Peter Pan. ¿O de la Sombra? Igual le he dado más vueltas de las debidas, pero yo diría que el chico rubio al que le vemos la cara es el verdadero Peter Pan ("Peter Pan nunca falla"), y que la Sombra es la Sombra. Es decir, que van por separado (algo a lo que se dedica la sombra: a separar tu sombra de ti). Pero si la Sombra es el Jefe, ¿por qué es tan absurda como para coger a Bae si no es el niño al que necesita? Sea como sea, pinta muy interesante la tercera temporada. O, al menos, su primera parte.


'Once Upon a Time' ha sufrido el síndrome de la segunda temporada, y eso que comenzó verdaderamente bien con todos los nuevos personajes de cuentos a los que fuimos conociendo. Tendremos tres mundos como protagonistas, aunque vayamos a centrarnos más en Nunca Jamás (¿será el villano de Nunca Jamás tan genial como lo fue Cora?).