jueves, 31 de enero de 2013

El médico de las dos caras


Esta noche la NBC estrena "Do no Harm", una de sus nuevas apuestas para la midseason. Como viene siendo habitual con la cadena del pavo real, colgó el Piloto en su web poniéndolo a disposición de los espectadores. Habrá que esperar hasta mañana por la tarde para conocer cuál ha sido la respuesta de la audiencia, pero me da en la nariz que no marcará un gran dato. También es cierto que esta noche la cadena emite la doble series finale de "30 Rock", pero entre la serie de Tina Fey y "Do No Harm" hay programado un nuevo episodio de "The Office". Podría contar con el efecto arrastre.

Tomando la idea base del clásico "Dr. Jekyll y Mr. Hide", este drama médico tiene como protagonista al doctor Jason Cole (Steven Pasquale), un cirujano que lleva luchando mucho tiempo con su otro yo, Ian Cole. Ambos son conscientes de la existencia del otro y, de hecho, Jason se ha estado medicando los últimos 5 años para frenar la aparición de su némesis. Cada uno tiene doce horas de existencia, siendo las horas nocturnas la franja para Ian. Jason tiene en Ruben Marcado (Lin-Manuel Miranda) a su cómplice, ya que es el encargado de porveerle del medicamento que evita que Ian salga a la luz. Pero su última dosis falla. A la noche siguiente es el propio Jason quien, deliberadamente, deja que Ian campe a sus anchas (le detiene un jeringazo de insulina consecuencia del examen de azúcar al que se somete el doctor Cole antes de operar). Aunque ahora tiene clara una cosa: va a eliminarle, cueste lo que le cueste. Para ello le ofrece un pacto: "Nuestra única opción es coexistir, así que te devuelvo tu vida si te alejas de la mía. Seremos libres el uno del otro. Seremos libres. ¿Aceptas?".


Jason forma parte de un grupo de terapia al que siempre llega tarde y en el que debería hablar sobre su desorden disociativo de personalidad. Al menos mantiene amistad con el jefe del grupo (John Carroll Lynch al que, hasta la temporada pasada, teníamos en "Body of Proof"). Josh Stern (Samm Levine) es el secretario del doctor y, aunque parece ser que no conoce la especial característica de su jefe, es su mano derecha. Y como no podía ser de otra forma, "Do no Harm" también tiene su trama amorosa. Por un lado tenemos a la doctora Solis (Alana de la Garza), compañera de trabajo de Jason y su principal interés amoroso. La doctora Solis sufrió en sus propias carnes a Ian, por lo que Jason se ha visto obligado a confesarle parte de su secreto. Y por otro lado está Olivia (Ruta Gedmintas). La historia de Olivia no la tenemos del todo clara, aunque sí sabemos que ella y Jason fueron pareja en el pasado y que Ian se interpuso entre ellos. Además nos han dejado caer que Jason es, probablemente, el padre del hijo de Olivia. Y luego tenemos por el hospital a la doctora Young (Phylicia Rhasad) como jefa de Cole y al doctor Jordan (Michael Esper), que será el que vaya destapando poco a poco el secreto de Cole (ya está recopilando información de por qué fue despedido de su anterior trabajo).

El Piloto es flojo. La historia, aunque tiene como trasfondo una historia por todos conocida, es buena. Y su protagonista tiene un cero en carisma bastante gordo (igual que Alana de la Garza). Cae mucho mejor Ian que Jason y ha sido mucho más interesante ver su cara oscura. Conclusión: habrá que echarle un ojo al segundo capítulo, porque aunque el primer capítulo no convence la verdad es que lo que hemos visto como avance de la temporada pinta interesante.