sábado, 8 de octubre de 2011

Historia de terror americano


"American Horror Story" era una de las series más esperadas para esta temporada. Creada por Ryan Murphy y Brad Falchuck (cabezas pensantes de "Glee", uno de los mayores éxitos de hace dos temporadas) y emitida por FX. En su reparto cuenta con: Connie Britton, Dylan McDermott, Jessica Lange, Denis O'Hare o Frances Conroy, entre otros.

¿Qué nos cuenta "American Horror Story"? Todo comienza en 1978, con una casa abandonada. Una niña con síndrome de Down la mira desde fuera, cuando dos críos pelirrojos entran dispuestos a destrozarla. "Vais a morir ahí dentro", "Os arrepentiréis". Ella les avisa, y ellos hacen caso omiso. Efectivamente, una vez en el sótano de la casa, son atacados por un ¿zombie? En la actualidad, Vivien (Britton), que sufrió hace 6 meses un aborto, descubre a su marido (McDermott) teniendo sexo con una de sus alumnas en casa. La solución es mudarse...a la casa abandonada que habíamos visto en 1978. Evidentemente, hoy en día es la casa está reformada y es completamente habitable, aunque carga con una historia: sus antiguos dueños fueron encontrados muertos en el sótano ("asesinato-suicidio"). 


Los Harmon tienen una hija, Violet (Taissa Farmiga), que no comienza con muy buen pie la adaptación a su nuevo instituto. Violete comenzará una peculiar amistad con uno de los pacientes de su padre, Tate (Evan Peters). La casa viene con sirvienta (Conroy), a la que el marido de Vivien ve con la cara de Alexandra Breckerindge, que es una mujer muy peculiar y la que le gusta pasar el rato "conociéndose a sí misma". Y luego está Constance (Lange), la vecina de los Harmon, cleptómana y con una hija....con síndrome de Down, que además de entrar en casas ajena, se dedica a decir que "todos morirán en esa casa". Constance y el personaje de Conroy tienen algún tipo de relación, ya que la primera le dice "No hagas que te mate otra vez". Además tenemos a Larry Harvey (O'Hare), que vivió en la casa de los Harmon durante 6 meses, hasta que comenzó a escuchar unas voces que le llevaron a asesinar a sus hijas y su mujer. No hace otra cosa que avisar al personaje de McDermott de que su familia está en peligro.

Este es el argumento de una de las series llamadas a ser éxito esta temporada, y que congregó en su estreno a 3.2 millones de espectadores (que sumados a los 1.8 que vieron la repetición, hace un total de 5 millones). Ha sido una absoluta paranoia, pero una paranoia deliciosa y sorprendente. Terrorífica y cómica a la par. Sexual (ese encuentro entre Vivian y el "hombre de cuero", o la paja de arrepentimiento del padre). Con un reparto acertadísimo y con un muy buen guión. Una historia con fantasmas que enfrentará a vivos y muertos. 

Sin duda alguna, "American Horror Story" y "Homeland", los dos mejores pilotos de drama de este año.

4 comentarios:

satrian dijo...

Buenos actores, es inquietante no terrorífica, y demasiadas tramas abiertas en un solo piloto, veremos que tal en los siguientes.

LiPooh dijo...

Como a tí me ha encantado. He estado todo el capítulo con los ojos abiertos para no perderme ni un detalle.

Me falta ver Homeland... Y le tengo que poner remedio pronto ;P

Saludicos.

Manganxet dijo...

Ya le he visto hace un rato y aun no sé si me ha gustado o no... eso sí, me parece interesantísima y de momento seguiré con ella.

Anónimo dijo...

Great delivery. Great arguments. Keep up the good effort.



Feel free to surf to my blog post: continue reading