martes, 27 de julio de 2010

Nada que ver

Si por algo se caracteriza la serie de la AMC "Breaking Bad" es por la adicción que crea en el espectador. Yo he tenido la suerte de poder disfrutar de sus dos primeras temporadas a mi antojo, sin tener que esperar una semana entre capítulo y capítulo, y por supuesto, sin tener que esperar entre temporada y temporada. De hecho tengo intención de empezar la tercera temporada mañana mismo. Atención, ración de spoilers de aquí en adelante.

Su primera temporada me gustó mucho, aunque me supo a poco. Con la segunda, sin huelga de guionistas de por medio, se han confirmado mis sospechas: Breaking Bad es una serie muy a tener en cuenta, con unos actores de primera, y con unos guionistas de auténtico lujo. Y eso que la trama que hemos ido viendo en los comienzos de muchos de sus episodios, no tenía absolutamente nada que ver con la trama central de la serie. Y ha sido todo un puntazo, porque han conseguido mosquearnos a los espectadores, para luego hacernos un ¡zas, en toda la cara!. ¿O acaso alguien se olía ya que esas bolsas de cadáver al lado del coche de Walt no guardaban los cuerpos de nadie importante?

Walter y Skyler han pasado por sus crisis, aunque la última ha sido la que inevitablemente los ha separado por completo. No comprendo como Walt se ha cubierto tan mal las espaldas, poor ejemplo, en cuanto a la supuesta visita a su madre; aunque bastante tuvieron él y Jesse aquellos cuatro días en el desierto. Y hablando de Jesse.....¡qué mal ha terminado la temporada el pobre! Si es que estaba claro que la aparición de Jane (Krysten Ritter) no iba a hacerle ningún favor. Ni por la historia de amor ni por nada, la distracción iba a ser grande, y así ha quedado claro. De hecho, en el capítulo 12 (Phoenix) tuve claro que la tipa debía morir, y de hecho llegué a pensar que su cuerpo podría estar en una de las bolsas que se veía en los flashforwards. Pero no ha sido así, sino que Walt la ha dejado morir ahogada por su propio vómito. Well done Walt! No sé si en la tercera temporada sabremos más sobre el padre de Jane, o sobre ella misma (que seguro se le aparece a Jesse en alguna de sus "drug sessions", que las volverá a tener), pero lo que está claro es que Jesse no volverá a ser el mismo (y espero que Walt no le cuente la verdad).

En resumen: Walter se ha quedado solo, su cuñado se ha propuesto desvelar la verdadera identida de Heisenberg y Gus (el de Los Pollos Hermanos) ha descubierto el secretillo de Walt. Así que puedo hacerme una idea de por dónde irán los tiros con la alabadísima tercera temporada.

PD. Voy a tener que dedicarle un "7 imágenes, 7 series" por completo a esta temporada.

4 comentarios:

satrian dijo...

A mí me han gustado las dos a ver cuando comienzo la tercera.

Un telespectador más dijo...

A mi el ¡zas, en toda la boca! me defraudó tanto que estuve a punto de abandondar la serie. Pero menos mal que no lo hice, porque al tercera es tremenda. Ganazas de ver la siguiente ya, peor aun queda mucho por esperar.

Y si, a por esas 7 imagenes, 7 series de BB que la serie lo merece ;)

Saludos!

Alejandro A dijo...

no opino lo mismo, odié mucho a Walt cuando le hizo eso a Jane, ahí ya se perdió por completo, sobre la segunda temporada se me hizo muuuuy pesada pero esta tercera que estoy viendo me está fascinando

fon_lost dijo...

satrian: yo hoy me pondré con el 4º de la tercera temporada.

Un telespectador: ya me avisaste de que a mí no me iba a gustar. vale que no tenía nada que ver, pero me ha gustado precisamente por eso, por no tener nada que ver.

Alejandro A: a mí Jane no me disgustaba, pero desde que apareció, Walt y Jesse ya casi no compartían escena.