domingo, 12 de marzo de 2017

Adiós, Mystic Falls


Decir adiós a una serie que te ha acompañado durante ocho años de tu vida no es fácil. Tampoco vayamos a hacer de ésto un drama, pero da pena despedir a personajes a los que has visto durante 171 capítulos, como es el caso de 'The Vampire Diaries'. El drama sobrenatural, que en su momento fue la gallina de los huevos de oro de la cadena CW, se despidió este viernes de forma definitiva con la emisión de su series finale, 'I was feeling epic', precedida de un especial ('Forever yours') de despedida.

Si algo esperábamos los fans de 'The Vampire Diaries' de su último capítulo era el regreso de la maravillosa Nina Dobrev, que abandonó la serie al final de su sexto año. El suyo ha sido un regreso por partida doble, pues le hemos visto dando vida tanto a Elena Gilbert como a Katherine Pierce. Cada uno de estos personajes ha tenido el final esperado. Un final que en todos los sentidos ha sido tan epic como el título de este capítulo (¿han sido los títulos de los capítulos de la octava temporada frases dichas por los personajes en su primera temporada?).


'The Vampire Diaries' fue objeto de mofa en sus comienzos (imposible olvidar la niebla y los cuervos que, por cierto, han tenido su aparición en el último capítulo), aunque rápidamente el público empezó a ser consciente de la grandeza de una serie en la que (casi) nadie era imprescindible. Los giros argumentales y los cliffhangers fueron marca de la casa, hasta que, llegados a cierto punto, las muertes eran relativas, pues la comunicación entre vivos y muertos era más fácil de lo que pensábamos. Pero no voy a negar que he disfrutado (y defendido) la serie de principio a fin. Y sí, es cierto que 'The Vampire Diaries' tenía que terminar cuanto antes, ya que no le quedaban cosas por contar; pero ais, la pena por despedir la serie ha sido grande.

Otro de los aciertos que ha tenido 'The Vampire Diaries' a lo largo de sus ocho temporadas han sido los villanos; villanos que, todo sea dicho, tenían acentos extranjeros. Tan a la altura han estado que, uno de los que primero aparecieron por la serie, la abandonó porque la cadena le dio serie propia: Klaus y 'The Originals' (el estreno de la nueva temporada de 'The Originals' llega para ocupar el hueco dejado por su serie madre).

Pero entonces, ¿cómo se ha despedido 'The Vampire Diaries' de la audiencia? 

(texto con spoilers)


Después de ver cómo las campanadas de Vicki Donovan (¡cómo me ha gustado verle de nuevo!) mataban a su madre y nos hacían pensar que Bonnie también moría (con reencuentro prematuro con Elena incluído y la salvación de Enzo: "Lo siento amor, pero aún no es tu hora") hemos sido testigo de otro falso reencuentro: el producido entre los Salvatore y Katherine haciéndose pasar por Elena. Poco han tardado en idear un plan en el que Vicki debía cumplir su misión (hasta los Donovan, con Matt y Peter incluidos, han tenido un cierre especial) mientras Stefan y Damon debatían quién se sacrificaba para salvar Mystic Falls (Elena incluida). 

Bonnie conseguía controlar el fuego del Infierno gracias a la aparición de Enzo, su abuela, su antepasada y un ejércitos de brujas unidas a la causa. Así pues, y tras conocer el sacrificio de Stefan, éste daba la cura a su hermano antes de morir junto a Katherine, haciendo desaparecer, de forma definitiva, el Infierno. "He hecho lo que tenía que hacer", le explica Stefan a Elena en un sentimental reencuentro previo a su llegada ¿al Cielo? en el que le cuenta el extraordinario ser en el que se ha convertido Damon: "El hermano mayor al que admirar". Que Lexi estuviese esperando a Stefan en su coche rojo para irse juntos me ha parecido un acierto y una escena especialmente bonita.


Con sus poderes recuperados, Bonnie ha conseguido romper el hechizo que impedía despertar a Elena hasta la muerte de la bruja. Y así hemos visto a las amigas reencontrarse, este vez sí, de forma definitiva. Caroline y Damon están frente a la tumba de Stefan para, poco después, reencontrarse con Elena. ¡Qué bonito ha sido ver a Stefan confesando a Elena que escuchó el mensaje de despedida de Caroline y decirle que él también le querrá por siempre! También ha sido bonito (y emotivo) conocer los planes de futuro de los personajes bajo la atenta mirada de sus muertos: Vicki y Tyler, Jo y Liz Forbes, además de la aparición de Jeremy como profesor en el colegio que abrirán Alaric y Caroline (¡qué detalle más cuqui el cheque de Klaus!).

Aunque si tengo que quedarme con algo, es con el epílogo made in Lost. "Algún día, después de una larga vida, nos encontraremos de nuevo". Elena se reencuentra con sus padres, con Jenna y con su tío John; y Damon hace lo propio con su hermano Stefan.