jueves, 31 de enero de 2013

El médico de las dos caras


Esta noche la NBC estrena "Do no Harm", una de sus nuevas apuestas para la midseason. Como viene siendo habitual con la cadena del pavo real, colgó el Piloto en su web poniéndolo a disposición de los espectadores. Habrá que esperar hasta mañana por la tarde para conocer cuál ha sido la respuesta de la audiencia, pero me da en la nariz que no marcará un gran dato. También es cierto que esta noche la cadena emite la doble series finale de "30 Rock", pero entre la serie de Tina Fey y "Do No Harm" hay programado un nuevo episodio de "The Office". Podría contar con el efecto arrastre.

Tomando la idea base del clásico "Dr. Jekyll y Mr. Hide", este drama médico tiene como protagonista al doctor Jason Cole (Steven Pasquale), un cirujano que lleva luchando mucho tiempo con su otro yo, Ian Cole. Ambos son conscientes de la existencia del otro y, de hecho, Jason se ha estado medicando los últimos 5 años para frenar la aparición de su némesis. Cada uno tiene doce horas de existencia, siendo las horas nocturnas la franja para Ian. Jason tiene en Ruben Marcado (Lin-Manuel Miranda) a su cómplice, ya que es el encargado de porveerle del medicamento que evita que Ian salga a la luz. Pero su última dosis falla. A la noche siguiente es el propio Jason quien, deliberadamente, deja que Ian campe a sus anchas (le detiene un jeringazo de insulina consecuencia del examen de azúcar al que se somete el doctor Cole antes de operar). Aunque ahora tiene clara una cosa: va a eliminarle, cueste lo que le cueste. Para ello le ofrece un pacto: "Nuestra única opción es coexistir, así que te devuelvo tu vida si te alejas de la mía. Seremos libres el uno del otro. Seremos libres. ¿Aceptas?".


Jason forma parte de un grupo de terapia al que siempre llega tarde y en el que debería hablar sobre su desorden disociativo de personalidad. Al menos mantiene amistad con el jefe del grupo (John Carroll Lynch al que, hasta la temporada pasada, teníamos en "Body of Proof"). Josh Stern (Samm Levine) es el secretario del doctor y, aunque parece ser que no conoce la especial característica de su jefe, es su mano derecha. Y como no podía ser de otra forma, "Do no Harm" también tiene su trama amorosa. Por un lado tenemos a la doctora Solis (Alana de la Garza), compañera de trabajo de Jason y su principal interés amoroso. La doctora Solis sufrió en sus propias carnes a Ian, por lo que Jason se ha visto obligado a confesarle parte de su secreto. Y por otro lado está Olivia (Ruta Gedmintas). La historia de Olivia no la tenemos del todo clara, aunque sí sabemos que ella y Jason fueron pareja en el pasado y que Ian se interpuso entre ellos. Además nos han dejado caer que Jason es, probablemente, el padre del hijo de Olivia. Y luego tenemos por el hospital a la doctora Young (Phylicia Rhasad) como jefa de Cole y al doctor Jordan (Michael Esper), que será el que vaya destapando poco a poco el secreto de Cole (ya está recopilando información de por qué fue despedido de su anterior trabajo).

El Piloto es flojo. La historia, aunque tiene como trasfondo una historia por todos conocida, es buena. Y su protagonista tiene un cero en carisma bastante gordo (igual que Alana de la Garza). Cae mucho mejor Ian que Jason y ha sido mucho más interesante ver su cara oscura. Conclusión: habrá que echarle un ojo al segundo capítulo, porque aunque el primer capítulo no convence la verdad es que lo que hemos visto como avance de la temporada pinta interesante.

miércoles, 30 de enero de 2013

Los Vengadores de Alcohólicos Anónimos


Este año, una de las mejores comedias de la ABC daba el salto a la cadena TBS después de que su cadena madre la cancelase. Sí, hablo de "Cougar Town", la serie que se vio relegada la pasada temporada a la midseason y que este año también ha seguido el mismo camino (aunque, como ya he dicho, en otra cadena). Y la verdad es que, después de haber visto los tres primeros capítulos emitidos (anoche se emitió el cuarto), estoy bastante decepcionado con la serie.

"Cougar Town" ha sido siempre bastante loca, absurda, mamarracha y verdulera (especialmente en su primera temporada). Sus protagonistas, un grupo de amigos adictos al vino, son tremendamente divertidos y lo que les falta a alguno de ellos lo tienen otros. Ahí tenemos, por ejemplo, a Laurie y Ellie, auténticas divas de la comedia que, pese a odiarse la una a la otra, se complementan a la perfección. En el otro lado de la balanza están Bobby, Travis o Grayson, tres personajes que, salvo contadas excepciones, tienen muy poca gracia. Y en el medio tenemos a Jules y Andy que se acercan más a la genialidad de la dupla Laurie-Ellie. Después de conocerles, el espectador que disfruta con ellos quiere pasar a formar parte de su grupo y ser uno más. Beber vino con ellos, jugar a "penny can", hacer el baile de la confianza o casarse en la playa.

"No, slut. What, what"
Pero la verdad es que este año, sin haber tenido ningún cambio más allá de la nueva cadena, no termino de ver que la serie despegue. Vale que "Cougar Town", como les ocurre a muchas comedias (a excepción de "Modern Family") tiene capítulos desternillantes y otros menos lúcidos, pero este comienzo de temporada está destacando por su poca gracia. De hecho, lo mejor de estos primeros episodios fue el falso avance de lo que nos depararía la temporada, con Michelle Williams (íntima de Bussy Phillips en la vida real y madre de su ahijada) ejerciendo de hermana adoptiva de Laurie y enseñándole a decir "what, what". Todo lo demás sigue igual: Jules queriendo ser la mejor amiga de su hijo (el momento "friends with benefits" tuvo su gracia), Bobby siendo el tonto del grupo, Ellie (que ha estado brillante el el gag de las "pelotas" de Grayson) castrando a su marido e ignorando a su hijo, Laurie preocupada por su pareja y siendo un amor de personaje y Grayson...siendo Grayson.

La temporada prácticamente acaba de empezar, así que es demasiado pronto para llevarse las manos a la cabeza. Estamos hablando de "Cougar Town". Por cierto, los dos primeros capítulos los dirigió Courteney Cox.

lunes, 28 de enero de 2013

El triunfo de Lana 'Banana' Winters


La semana pasada FX emitió la season finale de la segunda temporada de "American Horror Story" y, aunque perdió un millón de espectadores con respecto al final de su primer año, la serie ha seguido contando con una gran legión de seguidores. Jessica Lange, Sarah Paulson, Evan Peters, Lily Rabe y Zachary Quinto han repetido experiencia a las órdenes de Ryan Murphy, mientras que Frances Conroy o Dylan McDermott aparecieron, como invitados, en algunos de sus capítulos. La trama abandonó el caserón y lo sustituyó por una institución mental, Briarcliff, regentada por la Iglesia la mayor parte del tiempo que estuvo abierta, pero dejada en manos del Estado sus últimos años.

Para seguir hablando la serie (más en concreto de su último capítulo), en necesario avisar de que a partir de aquí, el texto irá repletito de spoilers.

¿Recordáis cómo en la prémiere conocimos a la pareja interpretada por Adam Levine y Jenna Dewan-Tatum? Ambos terminaron fatal, y ya hemos descubierto quién fue el responsable de sus muertes: el hijo de Bloody Face. 4 meses después, Lana Winters, reputada escritora/presentadora, concede una entrevista en la que está dispuesta a confesar aspectos de su vida que ha mantenido en privado. Así desubrimos cómo consiguió su objetivo: cerrar Briarcliff. Se coló en las instalaciones con un equipo de grabación y sacó a la luz todas sus miserias. También quiso salvar a Jude Martin (Sister Jude), pero llegó tarde. O eso pensó al principio. Dentro de su programa especial para derribar Briarcliff, Lana visitó a su amigo Kit Walker, ahora viudo y padre de dos hijos. Kit le confiesa que tras la muerte de Grace y el ingreso de Alma en Briarcliff (donde murió), comenzó a visitar a Jude hasta que consiguió sacarla de allí para acogerla en su hogar. Así pues, creó un núcleo familiar curioso en el que Jude y los niños conectaron con facilidad, aunque no fue todo fácil. Una visita nocturna al bosque (y seguramente con aparición estelar de los aliens) consiguió curar a Jude. La felicidad se instaló en casa de los Walker hasta que llegó su hora y Jude falleció (con la visita del ángel de la muerte y su beso).

Pero Lana no había terminado ahí su misión: también quería que el Monseñor pagase por todos sus pecados, y aunque no consiguió ninguna confesión, el Monseñor se suicidó. El doctor Arden desapareció de Briarcliff sin hacer ruido, aunque sí generando ceniza (guiño, guiño). Lana además confiesa que su hijo no falleció tras el parto sino que lo dio en adopción y que, siendo aún pequeño, le localizó. A raíz de ese encuentro el propio niño comenzó a darle vueltas al tema y terminó descubriendo que Lana Winters era su madre y, por lo tanto, Bloody Face su padre. Ahí perdió Lana el rastro de su hijo. En la entrevista que está concediendo, Lana informa de que Kit Walker se casó y que, a los 40 años, le fue detectado un cáncer. Pero además, Kit, de la noche a la mañana, desapareció. De nuevo, los aliens son los responsables. Algo muy especial tenía Kit. Una vez terminada la entrevista, todo el equipo abandona la residensia de la señora Winters. Todos menos el chico de los donuts. Ese chico que le acercó una botella de agua a Lana durante la entrevista. Pero una madre no es tonta, y aunque no haya visto a su hijo en mucho tiempo, le reconocería nada más verlo (aunque también juega a su favor una foto que le enseñó la policía tiempo atrás). Lana sabe que su hijo está en su casa. Él sale a la luz y confiesa que en eBay consiguió la grabación en la que su madre intentó abortar con una percha. Saca una pistola y apunta a la cabeza de Lana. "Mi propia arma. No esperaba eso". Pero Lana Winters sabe cómo actuar y consigue que su hijo Johnny deje la pistola. "He hecho daño a gente" "No es tu culpa, cariño. Es mía". Y Lana aprieta el gatillo. Volvemos al pasado. Al día en que Sister Jude bautizó a Lana Winters como Lana Banana.


- No creo que usted y yo estemos destinadas a encontrarnos otra vez.
- No tiene ni idea de lo que soy capaz.
- Señorita Lana Banana, sólo recuerde que si mira al mal a la cara, el mal a a mirarle directamente a usted.

La season finale, además de cerrar a la perfección toda la historia, ha sido un capítulo repleto de amor (la relación entre Kit y Jude, y Jude y los hijos de Kit). La segunda temporada de "AHS" ha sido tan magistral como la primera. El personaje de Sarah Paulson se ha erigido como la auténtica protagonista de la función. Jessica Lange ha confirmado lo que todos sabemos: que está por encima del mal y del bien. Y que los números musicales se le dan de vicio. Y Lily Rabe ha demostrado que de mala no le gana nadie. Para la tercera temporada ya tenemos confirmados a Lange, Paulson y Peters. Y Taissa Farmiga podría regresar. Ryan Murphy ya tiene clara la trama (y no ha parado de repetir que, al igual que ocurrió en la primera temporada, nos ha ido dejando pistas en los capítulos)

viernes, 25 de enero de 2013

Miss y Mister TV: candidatos

Estamos en Enero y, por culpa de las bajas temperaturas, media España tiritamos de frío. Lo mejor para combatir este tiempo es el calor, y aunque vengo a proponer algo que hemos visto ya en mil y una publicaciones (revistas especialmente), esta vez vamos a ser nosotros los que decidamos. Elijamos entre todos a Miss y Mister TV. Os voy a proponer una lista de 40 candidatos (20 mujeres y 20 hombres) de los cuales elegiréis sólo a 10 de cada sexo entre los que repartiréis vuestros puntos (10,9,8,7,6,5,4,3,2,1). Los elegidos participan (o han participado) en series que están en antena o que estrenaron nueva temporada a lo largo de 2012. El plazo de votación se abre hoy viernes 25 de Enero y se cerrará el 10 de Febrero. Cuatro días después, y coincidiendo con San Valentín, publicaré nuestro ranking y conoceremos a quién hemos coronado como Miss y Mister TV. Por cierto, como todos tenemos ojos en la cara, os pido por favor que votéis tanto para elegir a Miss como a Mister (usad el criterio de "me cae bien" si es necesario). La votación se realiza a través de vuestro comentarios. Gracias.

Candidatas:

- Katie Cassidy (Laurel Lance en "Arrow")
- Natalie Zea (Claire Matthews en "The Following")
- Allison Williams (Marnie Michaels en "Girls")
- Camilla Luddington (Jo Wilson en "Anatomía de Grey")
- Rachel Bilson (Zoe Hart en "Hart of Dixie")
- Sofía Vergara (Gloria Delgado-Pritchett en "Modern Family")
- Olivia Munn (Sloan Sabbith en "The Newsroom")
- Anna Torv (Olivia Dunham en "Fringe")
- Deborah Ann Woll (Jessica Hamby en "True Blood")
- Julianna Margulies (Alicia Florrick en "The Good Wife")
- Eva Longoria (Gabrielle Solis en "Mujeres Desesperadas")
- Natasha McElhone (Karen en "Californication")
- Maggie Grace (Faith en "Californication")
- Meagan Godd (Joanna Locasto en "Deception")
- Meghan Ory (Ruby en "Once Upon a Time")
- Nina Dobrev (Elena Gilbert en "The Vampire Diaries")
- Olga Kurylenko (Vera Evans en "Magic City")
- Lena Headey (Cersei Lannister en "Game of Thrones")
- Mary-Louise Parker (Nancy Botwin en "Weeds")
- Kathleen Robertson (Kitty O'Neill en  "Boss")

Candidatos:

- James Van Der Beek (James Van Der Beek en "Don't Trust the Bitch in Appartment 23")
- Stephen Amell (Oliven Queen en "Arrow")
- Taylor Kinney (Kelly Severide en "Chicago Fire")
- Josh Henderson (John Ross Ewing en "Dallas (2012")
- Mark-Paul Gosselaar (Peter Bash en "Franklin & Bash")
- Jesse Williams (Jackson Avery en "Anatomía de Grey")
- Wilson Bethel (Wade Kinsella en "Hart of Dixie")
- Alex O'Loughlin (Steve McGarrett en "Hawaii Five-0")
- Dominic West (Hector Madden en "The Hour")
- Joshua Jackson (Peter Bishop en "Fringe")
- Steven Strait (Stevie Evans en "Magic City")
- Matt Bomer (Neal Caffrey en "White Collar")
- Colin O'Donoghue (Hook en "Once Upon a Time")
- Joshua Bowman (Daniel Grayson en "Revenge")
- Alexander Skarsgard (Eric Northman en "True Blood")
- Ian Somerhalder (Damon Salvatore en "The Vampire Diaries")
- Joseph Morgan (Klaus en "The Vampire Diaries")
- Andrew Lincoln (Rick Grimes en "The Walking Dead")
- Matt Czuchry (Cary Agos en "The Good Wife")
- Antony Starr (Lucas Hood en "Banshee")

jueves, 24 de enero de 2013

Los amigos del asesino y el héroe imperfecto


Fox estrenó esta semana su nueva apuesta para la noche de los lunes: "The Following". Este drama ocupa el mismo sitio que tuvo el año pasado "Alcatraz", que también era la gran apuesta del canal para la midseason. Curiosamente, la serie se estrenó ante 10.380.000 espectadores marcando un 3'1 en demos, dato muy similar al del drama carcelario, que, aunque no llegó a los diez millones, tuvo un 3'3 en los demográficos. Al final, "Alcatraz" dijo adiós marcando su mínimo histórico y la cadena no la renovó.

Creada, producida y escrita (al menos el Piloto) por Kevin Williamson ("The Secret Circle", "Dawson Crece", la saga "Scream" o el actual éxito de la CW "The Vampire Diaries"), la serie cuenta en su reparto con Kevin Bacon y James Purefoy (al que la temporada pasada vimos, brevemente, en "Revenge") como antagonistas de la función. Con una primera escena similar a la que tuvo "Banshee" (salida de prisión, aunque en la serie de Cinemax era legal), "The Following" nos cuenta la historia de Ryan Hardy (Bacon), ex miembro del FBI que dedicó sus últimos años como profesional a buscar a Joe Carroll (Purefoy), un profesor de Literatura, amante de la obra de Edgar Allan Poe, que mató a 14 estudiantes a las que, además, les arrancó los ojos. Gracias al trabajo de Hardy Carroll ingresó en prisión, aunque al Detective le costó la baja (recibió un "destornilladorazo" en el corazón del que que le obligó a llevar un marcapasos). Alejado de su antiguo trabajo, publicó una novela en la que recopiló toda la investigación. Tiene, además, un pequeño problema con la bebida (que le da un fondo de "intensidad" al personaje del que seguramente terminaremos algo cansados).

Como he dicho, la serie comienza con la fuga de Carroll de prisión y la llamada de turno del FBI a Hardy para que les ayude a encontrarlo. Así conocemos a sus compañeros (Billy Brown, Shawn Ashmore y Jeannane Goossen, vista en "Alcatraz"), a la ex mujer de Carroll (Natalie Zea) con la que Hardy tuvo un affaire (¿quién es el padre de su hijo? porque nadie nos asegura que los flashbacks que hemos visto vayan en orden y, en la carta que Carroll escribe a su mujer, además de confesar que sabe que estuvieron juntos, igual confiesa también que sabe que el hijo no es suyo) y a Sarah Fuller (Maggie Grace), la única superviviente de Carroll. Todos son piezas de la secuela de la novela de Carroll (escribió su primera novela y como consecuencia de su fracaso se trastornó y comenzaron sus asesinatos). Una secuela que termina con el asesinato de Fuller (terminar la obra inacaba) y la posterior rendición de Carroll. Pero este sólo es el comienzo: durante los años que pasó en prisión, Carroll tejió una red de fans ("No soy fan de la palabra secta, me gusta más pensar en ellos como mis amigos") de la que forman parte el policía que le ayudó a escapar (Steve Monroe) y que ha tomado el relevo; los vecinos supuestamente gays de Fuller (Nico Tortorella y Adan Canto) que parecen sacados de un catálogo de Hollister y han sido clave en su asesinato o la niñera (Valorie Curry) de Joey (Kyle Catlett), el hijo (o no) de Carroll.


"Es importante tener amigos, Ryan. ¿Tienes algún amigo, Ryan? Yo seré tu amigo, incluso aunque te acostaras con mi mujer. ¿Te enseñó la carta? Claire es muy importante, Ryan. Toda buena historia necesita algo de amor. (...) Pensaba que esta vez podría hacer algo más tradicional, ya sabes, villando, el bien contra el mal. Necesito un protagonista fuerte, de manera que el lector pueda apostar por él, un hombre roto e imperfecto, buscando redención. Y ese eres tú. Eres mi héroe imperfecto. Me aseguré de eso matando a Sarah. Ella fue el incidente incitante, que llama al héroe a la acción. (...) Esto es sólo el principio. Será un clásico. Será nuestra obra maestra".

"The Following" (que termina con la versión de Marylin Manson de "Sweet Dreams" un tema requeteutilizado en series de televisión) comienza con muy buen pie. Una historia que, sin contar nada nuevo, atrapa y consigue que el espectador quiera más. Ahora sólo falta que verdaderamente los espectadores americanos quieran más.

martes, 22 de enero de 2013

El sheriff de Banshee


Cinemax, cadena de cable premium que pertenece a la HBO, y responsable de la emisión en USA de series británicas como "Hunted" o "Strike Back", estrenó hace 2 semanas "Banshee", su nueva serie para la noche de los viernes. Creada por David Schickler y Jonathan Tropper (es la primera serie para ambos), este nuevo drama tiene como "executive producer" a Alan Ball, principal reclamo de la serie.

Un recluso sale de prisión. No lleva bolsa de ropa. Nada. Nadie le espera. Camina por las vías del tren. Llega a un pueblo. Entra en el bar. Pide una cerveza. La camarera le mira. Se la tira. Roba un coche. Y llega a Nueva York. Entra en una peluquería. Un asiático llamado Job al más puro estilo Lafayette ("True Blood") le recibe sin ningún tipo de ilusión. El extraño cuyo nombre desconocemos le pide una dirección. A regañadientes Job se la da: "Tienes el mundo entero delante de ti y vas al único sitio al que no deberías ir en absoluto". Vuelve a "su" coche y descubre que le siguen. Comienza una impresionante persecución por las calles de Nueva York. Nuestro desconocido consigue escapar. Así comienza "Banshee".

A partir de aquí, spoilers sobre los dos primeros episodios.


Dos capítulos ha emitido ya Cinemax y seguimos sin conocer la verdadera identidad de su protagonista (Antony Starr, un atractivo neocelandés que llega a USA después de triunfar en la televisión de su país). Banshee es el nombre del pueblo de Pennsylvania al que el personaje interpretado por Starr llega para reecontrarse con su pasado. Su pasado tiene forma de mujer, pero no es la misma a la que dijo adiós hace 15 años (los mismos que ha pasado en prisión). De hecho, ya no se llama Ann, ahora es Carrie (Ivana Milicevic, a la que todos recordamos como una de las americanas que dan la bienvenida a Colin en su llegada a EEUU en "Love Actually"), está casada con el Fiscal (Rus Blackwell) y tiene dos hijos (Ryann Shane y Gabriel Suttle). Nuestro protagonista anónimo quiere recuperar a la que fue su chica y con ella el dinero por el que ingresó en prisión. Ahora ya sabemos qué ocurrió: ambos trabajaban como ladrones para Mr. Rabbit (Ben Cross), hasta que decidieron dejar de arriesgar sus vidas robando para él y arriesgarlas para robarle a él unos diamantes valorados en 10 millones de $. La jugada no les salió bien, por lo que Anónimo se entregó prácticamente a la policía para salvarle a ella. La historia es que ahora él ha llegado al pueblo y se ha convertido en el nuevo sheriff (después de protagonizar una violenta pelea con tenedores, botes de ketpchup y pistolas incluidas) al morir el que iba a ocupar el puesto. No hay mayores problemas: nadie le conocía físicamente y en cuanto a papelo y demás documentación, el nuevo Lucas Hood (ya tiene nombre nuestro Anónimo) cuenta con la ayuda de Job (Hoon Lee), que además de peluquero es un genio de la informática.

Toma posesión en su cargo y conoce a las figuras más importantes del pueblo: el jovencísimo Alcalde, el líder de los negocios turbios Kai Proctor (Ulrich Thomsen) que es un personaje bien chungo (hijo de amish, con un Cristo crucificado en la espalda, con un fetiche amish y amante de la tortura), el jefe del bar (Frankie Faison) con el que entabla amistad o los miembros del cuerpo de policía (Matt Servitto, Trieste Kelly Dunn y Demetrius Grosse) que desconfían (con razón) de su nuevo jefe, su incapacidad para ejercer de sheriff y sus curiosos métodos de trabajo. Todo bañado con escenas de sexo (¿antes de recuperar a Carrie se tirará Hood a todas las mujeres del pueblo?) y violencia como si de la propia HBO se tratase.


¿Puntos a favor? La escena de la persecución que hemos visto en el Piloto; la violencia que desprenden algunos de su personajes (la pelea en el bar o el momento motosierra de Proctor); las tramas (la relación entre Carrie y Hood, la más que posible relación de confianza entre Deva, la hija de Carrie y Hood, la venganza de Mr. Rabbit a través del sicario del tatuaje de la araña, las apariciones de Job, el enfrentamiento que va a ocurrir, en cualquier momento, entre Hood y Proctor, o cómo, poco a poco, el marido de Carrie va a ir descubriendo al pasado de su mujer). Todo. La verdad es que todo lo que nos ha enseñado la serie me gusta. Incluso el protagonista, que sufre del síndrome Stephen Amell (100 de físico pero 0 de expresividad), me convence. Aún tenemos muchos estrenos de midseason a los que hincarles el diente, pero "Banshee" tiene muchos puntos para estar entre los mejores.

miércoles, 16 de enero de 2013

Depende de ti, Hank


El domingo Showtime estrenó la sexta temporada de "Californication", esa comedia menos premiada de lo que debería. Y lo hizo (al igual que ocurrió con el resto de regresos de la cadena) marcando máximo de espectadores y subiendo con respecto a la anterior season finale. Cuantos más capítulos veo de la serie, más me doy cuenta de lo que me gusta y de que, fácilmente, está en mi top de series en emisión.

Si todavía no has visto el 6x01 ("The Unforgiven"), no sigas leyendo. De lo contrario, adelante, acompañemos a Hank Moody en su nueva aventura en Happy Endings.

Después de mostrarnos su cara más cariñosa y familiar y de haber conseguido volver junto a Karen, nuestro Hank terminó la temporada hasta arriba de antidepresivos por culpa de Carrie (Natalie Zea), la que fue su novia en su estancia en Nueva York. A lo largo del episodio hemos sido testigos del flashback que nos muestra la primera vez que Hank vio a Karen. Hank y Karen. Karen y Hank. Pero en este viaje al pasado la presencia de Carrie es una constante. Hank se despierta en el hospital, donde ha estado una semana ingresado. Mientras que él se ha recuperado, los médicos están esperando a los padres de Carrie para desconectarla. Hank tiene que hacer frente a las duras palabras de la amiga de Carrie. "Te amaba, Hank. Pese a todas las evidencias para lo contrario, pensaba que eras el indicado. (...) Lo único que deseo es que le hubieses decepcionado un poco antes". Hank se queda tocado y se mete en una espiral mucho más agresiva y peligrosa de todas en las que había estado hasta la fecha. Su inseparable Runkle (Hank y Runkle. Runkle y Hank) le ofrece su apoyo y lo que consigue es llevarse un puñetazo por defender el honor de su amigo ante la actuación de Carrie.

"Nos hemos quedado sin alcohol"
Después de una noche en la que Hank se cuela sin darse cuenta en la habitación del hijo de los vecinos de Runkle y se hace pasar por el Ratoncito Pérez ("Tienes suerte de que no intentaras nada con ese niño. (...) Estaba oscuro, ibas borracho. Un agujero es un agujero, Hank"), se queda una temporada en casa de Runkle. Cansado de ver cómo está malgastando su tiempo, Charlie le lleva a conocer a un posible cliente (después de ver cómo Hank llena una botella con su pis alcoholizado y se lo bebe porque "nos hemos quedado sin alcohol"), el rockero cocainómano Atticus Fetch (Tim Minchin). ¿Cuál es su propuesta? Que Hank escriba el libreto de la ópera rock basada en su novela "Crazy little thing called love". ¡¡Hank Moody escribiendo un musical para Broadway!! Si la idea no fuese lo suficientemente loca, ahí tenemos a Fetch, más loco todavía (tiene un satélite privado en Sudán para ser testigo de crímenes contra la Humanidad y denunciarlos y un equipo de azafatas para darle todos los placeres). A Hank la idea no le hace gracia y termina vomitando sobre la coca de Fetch.

Lo siguiente que descubrimos es que Becca ha cortado con Tyler (con el que iba a casarse), que va a dejar la universidad y que quiere ser escritora. "Todo por lo que he pasado en la vida me ha conducido a esto". A lo que Hank responde con un rotundo: "Ser escritor apesta". Marcy y Karen viven juntas después de que la primera se divorciase de Stu (no nos olvidemos la la mamada de "la pequeña y estúpida Mary Poppins sin talento"), aunque no deja de replantearse la posibilidad de volver junto a Stu y su casa en las colinas y arreglarlo todo volviendo a terapia. A terapia es donde quieren todos que vaya Hank. "Saca la cabeza de tu culo y deja de beber. Porque tarde o temprano te vas a acabar matando. Solo porque sea mayor ahora no quiere decir que no necesite un padre". Y somos entonces testigo de LA escena del capítulo. Hank y Karen. Karen y Hank.


- Estábamos muy bien aquella noche. Y si existe alguna posibilidad de que volvamos a esa situación, debes mantener toda tu mierda junta. Y eso es todo. Eso es todo lo que tengo. Lo demás depende de ti.
- ¿Puedo contarte algo?
- Sí, siempre.
- ¿Incluso si tiene potencial para ponerte triste?
- Todavía mejor.
- Esa noche me hacía mucha ilusión ir a cenar contigo. Por primera vez, desde siempre, tú y yo, lo nuestro, parecía tan posible. (...) Y entonces todo se arruinó. Fui la última persona en hacerle daño. En romperle el corazón. Y no puedo ponerle palabras a lo mal que me hace sentir. Y ahora me duele estar despierto y no sé si podré volver a tener ese sentimiento contigo. Y lo que me asusta es que no estoy seguro de si alguna vez podré.
- Regresarás ahí, si quieres. Y mientras tanto, quizás yo sueñe por los dos, supongo.

Hank y Karen. Karen y Hank. De vuelta al flashback, Karen termina invitando a Hank a su casa a tomar café. Y todos sabemos cómo terminó su historia. Hank y Karen. Karen y Hank.

Hank despierta. Una voz le dice que es hora de reunirse. "Bienvenido a Happy Endings". ¿Viviremos con Hank algo parecido a lo vivido por su compañera de cadena Jackie Peyton? Sea como sea, su estancia en "Happy Endings" promete. Y mucho más si entre sus compañeras de rehabilitación tenemos a Maggie Grace ("Lost"). 

One day at time, Hank. One day at time.

martes, 15 de enero de 2013

G.I.R.L.S


"Girls" fue una de las series de la temporada pasada y el de Lena Dunham (creadora, productora, guionista, directora y actriz) uno de los nombres del año. El domingo, la comedia (más bien dramedia) de la HBO triunfó en los Globos de Oro al conseguir dos premios: Mejor Actriz de Comedia o Musical para Lena Dunham y Mejor Comedia o Musical (arrebatándole el premio a "Modern Family"). Y además, el domingo se estrenó su segunda temporada. La segunda temporada de una de las series de moda.

Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna han vuelto a nuestras vidas y lo han hecho por todo lo alto. Hannah y Adam ya no son pareja, pero la relación entre ambos no ha desaparecido. Hannah se siente responsable por el accidente que sufrió Adam y se ha convertido en su cuidadora ("Y ya te dije que ahora tengo un tercer trabajo a tiempo completo que es cuidar de Adam"). Ahora vive con Elijah (Andrew Rannells, protagonista de "The New Normal"), el que fue su novio gay y parece que está saliendo con un nuevo chico (Donald Glover), al que le ha dejado muy claras las cosas "No quiero oír nada sobre amor. Voy a tomar decisiones lógicas, responsables en lo que se refiere a ti. (...) Me gustaba cualquier tío al que yo le gustara". Ay, Hannah, ese mal es muy común. Adam quiere tener de nuevo a Hannah a su lado, y aunque muestra un lado romántico ("No sé cómo comportarme sin ti. Moriría si desapareces""), luego suelta una de sus perlas ("Y dijiste que te hacía sentir como ti todo tu cuerpo fuera un clítoris") y estropea un poco la situación. Pero Hannah lo tiene claro: "Cambié de opinión. He intentado se desinteresada (...) Y siento lo que siento cuando lo siento. Y justo ahora siento que no quiero volver a verte". 

Marnie, por su parte, acaba de ser despedida y hemos conocido a su madre (Rita Wilson) con la que quiere mantener una relación de amistad pero omitiendo los detalles sórdidos de su vida sexual (que no tiene con su padre). La pobre Marnie no lo está pasando bien: siente que ella y Hannah están distanciadas desde que no viven juntas y su ex (hola bendita barba de Charlie) se repuso rápidamente de su ruptura, aunque nos ha quedado claro que feliz no es algo que se pueda decir se su vida (e interesante tampoco, o sino que le pregunten a Marnie y la copa de vino que se mete al cuerpo mientras Charlie le cuenta sus dramas). Para rematar la jugada, está tan necesitada de cariño (ni su madre ni su mejor amiga consiguen dárselo) que, aunque lo duda un segundo,  y después de dejarnos una de esas frases para el recuero ("Yo nunca podría ser un chico gay. Odio hacer mamadas y tener sexo anal. Creo") casi se acuesta con Elijah (después de un discurso sobre la bisexualidad y los alemanes "La gente tiene tantos prejuicios contra los bisexuales. Es como el único grupo de gente del que todavía puedes burlarte. Son los bisexuales y los alemanes. Resulta que soy ambos").


- Sabes, en realidad no tienes que intentar ser alguien que no eres.
- Tú tampoco.

Marnie está sola, y termina recurriendo a Charlie. "No quiero causar ningún problema. Sé que tienes novia, pero necesito dormir junto a alguien esta noche". Ay, Marnie.

Jessa ha estado algo desaparecida: la tenemos en plena luna de miel o lo que sea que está haciendo con Thomas. Y Shoshanna "O sea, soy una mujer, escuchadme rugir. ¿Sabéis lo que quiero decir? Quizá esté desflorada, pero no estoy devaluada" no echa de menos su himen pero siente que le falta algo. Después de su noche con Ray no quiere volver a saber de él ("Y pido al universo que arruine la vida de Ray"). Pero él sí quiere saber de ella y al final se encuentran.

"Girls" ha regresado tan bien como se fue. Y con las señas que le caracterizan: los desnudos de una Lena Dunham sin complejos (raro fue en los Globos no enseñase una teta), aunque al hablar de HBO los desnudos son un sello marca de la casa (Rannells y su culo o Williams y su fino y tapado destete). Guiños a su primera temporada (Adam meándole, esta vez sin querer, a Hannah) y personajes que siguen demostrando porque nos enamoraron hace un año (Hola Marnie, diosa del s. XXI).

lunes, 14 de enero de 2013

Los Miserables Globos de las Chicas, Django, Game Change, Homeland y ArgoFuckYourself

Tanto tiempo esperándolos y ya se ha pasado la gala. Anoche se celebró la 70ª edición de los Globos de Oro, esos premios que a día de hoy siguen considerándose como la antesala de los Oscar y que, este año, han dejado todavía más claro que hace mucho que no es así (cuando se anunciaron las nominaciones a los Oscar el jueves pasado, las votaciones de los Globos de Oro ya habían concluído). La Asociación de la Prensa Extranjera, cuya gala emitió la NBC, escogió como presentadoras a dos estrellas de la cadena: Tina Fey ("30 Rock") y Amy Poehler ("Parks & Recreation"), que competían la una contra la otra en la categoría de Mejor Actriz de Comedia o Musical para televisión. ¿Pasaron con nota? Sí, no decepcionaron en absoluto, aunque con el transcurso de la noche estuvieron desaparecidas y algo desaprovechadas. Pero su monólogo inicial fue oro puro (con citas brillantes como "Meryl Streel no ha podido venir porque tiene fiebre y me han dicho que está genial en ella", "Cuando se trata de tortura, me fío de la mujer que estuvo 3 años casada con James Cameron" o "Quentin Tarantino, la estrella de mis pesadillas sexuales, también está aquí").

Kate Hudson y Bradley Cooper (uno de los guapos oficiales de Hollywood y más de moda que nunca) entregaron el primer Globo de la noche al Mejor Actor de Reparto de Cine, que fue a parar, como ocurrió hace un par de años, a manos de Christoph Waltz ("Django Unchained"), dejando a Tommy Lee Jones ("Lincoln") con un palmo de narices. Kerry Washington y Dennis Quaid hicieron lo propio con la categoría de Mejor Actriz de Reparto de Serie, MiniSerie o TVMovie, que cayó en manos de Maggie Smith ("Downton Abbey"), que recibe el premio después de que el año pasado Jessica Lange fuese la elegida (y que este año cambió de categoría). La señora Smith tiene un papelón, todos lo sabemos, y por mucho que la adoremos, no deja de ser muy feo que te premien y no acudir a la gala a recoger tu galardón (igual me da que tengas ya medio millón de premios, aunque en el caso de Maggie la edad pesa). Eva Longoria (todo hay que decirlo, estaba impresionante) y Don Cheadle entregaron dos Globos: por un lago, el de Mejor MiniSerie o TVMovie para "Game Change" y por otro el de Mejor Actriz de MiniSerie o TVMovie (en esa categoría tan de Oscar) para Julianne Moore ("Game Change"), que recibió el primer Globo de Oro individual de su carrera (tiene un Globo especial al Mejor Reparto por "Vidas Cruzadas"). Catherine Zeta-Jones presentó el clip de "Les Misérables" y Rosario Dawson el de "El Exótico Hotel Marigold". Salma Hayek y Paul Rudd también hicieron doblete a la hora de entregar premios: por un el de Mejor Actor de Drama para Damien Lewis ("Homeland"). Confieso que Lewis era mi tercera opción, por detrás de grandes como Buscemi o Cranston (que ganará dentro de un año). Y por otro, el de Mejor Serie Dramática para "Homeland", que repetía premio (y que dio lugar a, no sabemos si un gag o un lapsus por parte de los presentadores).

El auténtico Tony Méndez y John Goodman presentaron el clip de "Argo".Jennifer López y Jason Statham (oh, no sabía yo lo de su british accent) entregaron el Globo a la Mejor Banda Sonora para Mychael Danna "Life of Pi" y a la Mejor Canción para Adele ("Skyfall"). La cámara que grabó la reacción de Taylor Swift dejó claro que esta chica es mala. Jessica Alba y Kiefer Sutherland entregaron el Globo al Mejor Actor de MiniSerie o TVMovie, que fue para Kevin Costner ("Hatfields & McCoys"). Bill Clinton (sí, Bill Clinton, todos alucinamos tanto como Lena Dunham), presentó el clip de "Lincoln". Fue el turno de Will Ferrell y Kristen Wiig, que hicieron la mejor presentación de la noche para una categoría, al ir repasando, una a una, las actrices y las películas nominadas como Mejor Actriz de Comedia o Musical. La ganadora fue Jennifer Lawrence ("Silver Linings Playbook") que dio las gracias a Harvey Weinstein por "matar a quien hayas matado para que esté yo aquí" y dejó un "Puedo decirlo: he ganado a Meryl Streep". John Krasinski y Kristen Bell entregaron el Globo al Mejor Actor de Reparto de Serie, MiniSerie o TVMovie, que fue para Ed Harris ("Game Change"), dejando a Mandy Patinkin ("Homeland") plantado y sin premio. Jamie Foxx presentó el clip de "Django Unchained". Megan Fox y Jonah Hill entregaron el Globo a la Mejor Actriz de Reparto, que fue, cumpliendo todos los pronósticos, para Anne Hathaway ("Les Misérables") y que incluyó en su discurso de agradecimiento a Sally Field (nominada por "Lincoln"). Robert 'Soso' Pattinson y Amanda Seyfried entregaron el Globo al Mejor Guión a Quentin Tarantino ("Django Unchained"). Y Jeremy Irons presentó el clip de "La pesca del salmón en Yemen". Lucy Liu y Debra Messing entregaron el Globo al Mejor Actor de Comedia o Musical, que fue a manos de Don Cheadle ("House of Lies"). Desde mi punto de vista, el mayor despropósito de la noche. Ah, pero actor de cine nominado en televisión es premiado seguro en los Globos de Oro.

Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone entregaron el Globo a la Mejor Película Extranjera que fue para "Amour" (Austria) y que recogío su director, Michael Haneke. Nathan Fillion y Lea Michelle entregaron el Globo a la Mejor Actriz de Drama que, por segundo año consecutivo, fue para Claire Danes ("Homeland"), dejando clara la adoración que siente la Prensa Extranjera por la actriz, al haber sido nominada en cuatro ocasiones y haber ganado las cuatro. Que nadie sufra por Julianna Margulies, que tiene un señor marido que la consolará como es debido. Sacha Baron Cohen entregó el Globo a la Mejor Película de Animación a "Brave". Y Liev Schreiber presentó el clip de "Life of Pi". Aziz Ansari (que venía de la fiesta de "Donwton Abbey") y Jason Bateman entregaron el Globo a la Mejor Actriz de Comedia o Musical. Lena Dunham ("Girls") fue la elegida. Que sonase "Dancing on my own" ya era un aviso de que el feliz y bonito reinado de "Modern Family" estaba en peligro. Era la categoría en la que Fey y Poehler estaban nominadas, y en la que hiceron otros de sus gags al aparecer cada una junto a Jennifer López (Fey) y George Clooney (Poeheler). Las bromas en torno a Daniel Day-Lewis fueron continuas durante toda la noche. Robert Downey Jr. presentó a Jodie Foster, flamante ganadora del Cécil B. De Mille, el Globo de Oro honorífico. Halle Berry entregó el Globo al Mejor Director que fue para Ben Affleck ("Argo"). Y Josh Brolin presentó el clip de "Moonrise Kingdom". Jimmy Fallon y Jay Leno entregaron el Globo a la Mejor Comedia o Musical. El premio de Dunham era un aviso: "Girls" arrebató el trono a "Modern Family". Christina Bale presentó el clip de "Silver Linings Playbook". Jennifer Garner (la señora de Affleck) entregó el Globo al Mejor Actor de Comedia o Musical, que fue para Hugh Jackman ("Les Misérables"). Y Jeremy Renner presentó el clip de "Zero Dark Thirty", el último de la noche. Dustin Hoffman entregó el Globo a la Mejor Comedia o Musical, que fue para "Les Misérables", que cerró la noche con tres premios. George Clooney entregó el Globo de Oro a la Mejor Actriz de Drama a Jessica Chastain ("Zero Dark Thrity") y ejerció de Meryl Streep entregando el Globo al Mejor Actor de Drama, que fue para Daniel Day-Lewis ("Lincoln"). Y por último, Julia Roberts apareció para entregar el Globo a la Mejor Película Dramática, que fue "Argo". ArgoFuckYourself! Con un "We're going home with Jodie Foster", Amy Poehler y Tina Fey se despidieron de los espectadores.


¿Os gusto la gala? ¿Contentos con los premiados?

domingo, 13 de enero de 2013

Apostando en los Globos de Oro

Esta noche se celebra la 70ª edición de los Globos de Oro, premios que, como todos sabéis, entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. En una gala en la que cine y televisión comparten protagonismo, los Globos siempre se han caracterizado por incluir, entre sus nominaciones, mamarracheces varias de las que nos dan la vida (especialmente en los apartados televisivos). Esta es mi quiniela televisiva.

Mejor Drama

Boardwalk Empire
Breaking Bad
Downton Abbey
Homeland
The Newsroom


Sólo dos series repiten en la categoría ("Boardwalk Empire" y "Homeland"). Tenemos una nueva ("The Newsroom"). Una que cambia de categoría ("Downton Abbey" para de miniserie a drama). Y una serie que vuelve a las nominaciones tras el parón de la anterior edición ("Breaking Bad"). El año pasado "Homeland" salió vencedora en la categoría, mientras que "Downton Abbey" hizo lo propio en la suya. Este año compiten una contra la otra y entiendo que será una de las dos la que se lleve el gato al agua. A "The Newsroom" le veo cero posibilidades (algo así como a "Boss" el año pasado). Sinceramente, yo premiaría a "Boardwalk Empire" o a "Breaking Bad".

Mejor Comedia o Musical

The Big Bang Theory
Episodes
Girls
Modern Family
Smash


Sólo dos series repiten nominación ("Episodes" y "Modern Family"). Otras dos se estrenan en la categoría ("Smahs y Girls"). Y otra regresa a la categoría después de ser nominada en 2011 ("The Big Bang Theory"). Yo veo una clara batalla entre "Modern Family" (ganadora del año pasado) y "Girls", a la que no me extrañaría nada que premiasen. Un triunfo para "Smash" o "The Big Bang Theory" sería algo absurdo. Y "Episodes", con una segunda temporada realmente divertida, creo que es la fea del grupo.

Mejor MiniSerie o TV-Movie

Game Change
The Girl
Hatfields & McCoys
The Hour
Political Animals


Una categoría de la que poco puedo decir porque no he visto ninguna de las nominadas. Pero imagino que la ganadora será "Game Change" y repetirá triunfo como en los Emmy.

Mejor Actor de Drama

Steve Buscemi ("Boardwalk Empire")
Bryan Cranston ("Breaking Bad")
Jeff Daniels ("The Newsroom")
Jon Hamm ("Mad Men")
Damian Lewis ("Homeland")


Tres actores repiten nominación (Buscemi, Cranston y Lewis). Daniels se estrena en la categoría. Y Hamm quiere repetir el triunfo que obtuvo en 2008. Grammer ("Boss", ganador del año pasado) deja vía libre a sus contrincantes. Formar parte de la serie que, presumiblemente, va a ganar, da puntos a Lewis, aunque yo daría el Globo a Cranston o Buscemi. Cranston recibirá su última nominación por este papel el año que viene, y entonces será el ganador. Y Buscemi ya ganó el Globo por la primera temporada de su serie. Así que, aunque la verdad es que no me gustaría verle ganar, Lewis se hará con el Globo.

Mejor Actriz de Drama

Connie Britton ("Nashville")
Glenn Close ("Damages")
Claire Danes ("Homeland")
Michelle Dockery ("Downton Abbey")
Julianna Margulies ("The Good Wife")


Dos actrices repiten nominación (Margulies y Danes). Una viene para despedirse e intentar repetir su triunfo en 2008 (Close). Y las otras dos reciben su primera nominación (Britton y Dockery). ¿Quién ganará? Mi amor incondicional lo tiene Julianna Margulies. Pero Danes ganó el año pasado y su serie es adorada. si optan por despedir a Close por todo lo alto, el Globo será suyo. Si "Downton Abbey" es el mismo huracán del año pasado, Dockery podría dar la campanada. Y si quieren ser un poco locos, el premio será para Britton (todos la adoramos, pero sería un poco too much).

Mejor Actor de Comedia o Musical

Alec Baldwin ("30 Rock")
Don Cheadle ("House of Lies")
Louis C.K. ("Louie")
Matt LeBlanc ("Episodes")
Jim Parsons ("The Big Bang Theory")


Sólo Baldwin y LeBlanc repiten nominación con respecto al año pasado. Parsons ganó ahce dos años. Y Cheadle y C.K. se estrenan en la categoría. LeBlanc ganó el año pasado, y ahora que ya tiene su Globo, no creo que la Prensa Extranjera, por mucho que le adore, le convierta de nuevo en ganador. ¿Dirá Baldwin adiós a su serie por todo lo alto? Es mi apuesta, porque un triunfo de Cheadle me parecería muy muy absurdo.

Mejor Actriz de Comedia o Musical

Zoey Deschanel ("New Girl")
Lena Dunham ("Girls")
Tina Fey ("30 Rock")
Julia Louis-Dreyfus ("Veep")
Amy Poeheler ("Parks & Recreation")


Deschanel, Fey y Poehler repiten nominación. Dunham se estrena en la categoría. Y Louis-Dreyfus (que ya tiene un Globo como Mejor Actriz de Reparto) vuelve a la categoría estrenando personaje. Laura Dern fue la ganadora del año pasado. ¿Quién le sucederá? Me encantaría que fuese Poehler. O Louis-Dreyfuss. Hay que tener en cuenta que este es el último año que Fey es nominada por su papel en "30 Rock" (algo que, aunque aún no está confirmado, podría pasar también con Poehler). Y, además, Fey y Poehler son las presentadoras de la gala. ¿Ganará una de las dos? ¿O vendrá Dunham dispuesta a arrasar con todo?

Mejor Actor de MiniSerie o TV-Movie

Kevin Costner ("Hatfileds & McCoys")
Benedict Cumberbatch ("Sherlock")
Woody Harrelson ("Game Change")
Toby Jones ("The Girl")
Clive Owen ("Hemingway & Gellhorn")


Costner parte con ventaja tras ganar en los Emmy. ¿Repetirá en los Globos?

Mejor Actriz de MiniSerie o TV-Movie

Nicole Kidman ("Hemingway & Gellhorn")
Jessica Lange ("American Horror Story: Asylum")
Sienna Miller ("The Girl")
Julianne Moore ("Game Chane")
Sigourney Weaver ("Political Animals")


Dos ganadoras de Oscar (Kidman y Lange). Dos nominadas al Oscar (Moore y Weaver). Y luego está Miller. Tres ganadoras de Globos de Oro (Kidman y Weaver sólo en cine, mientras que Lange tanto en cine como en televisión). Una actriz de carrera con muchas nominaciones pero cero Globos (Moore). Y luego está Miller. Sólo he visto el trabajo de Lange, por lo que espero que sea ella la ganadora. Pero Moore ganó en los Emmy, y pensar que puede ser su primer Globo es muy tentador. Y que nadie olvide que la ganadora el año pasado fue Kate Winslet.

Mejor Actor de Reparto de Serie, MiniSerie o TV-Movie

Max Greenfield ("New Girl")
Ed Harris ("Game Change")
Danny Houston ("Magic City")
Mandy Patinkin ("Homeland")
Eric Stonestreet ("Modern Family")


Eric Stonestreet es el único que repite. El año pasado el triunfo fue para Peter Dinklage. ¿Quién le sucederá? Greenfield mola en "New Girl", pero de ahí a que gane hay mucho. De Harris no puedo decir nada porque no he visto "Game Change". Houston es un loco perturbado en "Magic City", pero su serie la vemos cuatro gatos (el año pasado con Grammer pasó lo mismo y dio la campanada, pero no comparten el mismo historial). Stonestreet no es el mejor actor de "Modern Family" (Hola Ty Burrell). Así que creo que este premio tiene un nombre: Mandy Patinkin.

Mejor Actriz de Reparto de Serie, MiniSerie o TV-Movie

Hayden Panettiere ("Nashville")
Archie Pnajabi ("The Good Wife")
Sarah Paulson ("Game Change")
Maggie Smith ("Donwton Abbey")
Sofía Vergara ("Modern Family")


Smith y Vergara repiten nominación. Lange, que ganó el año pasado, ha cambiado de categoría. Lo de Panettiere es una locura divertida. Panjabi es un valor seguro. Y Paulson podría dar la campanada. Así, de primeras, el Globo parece destinado a Maggie Smith. Pero Paulson se ha pegado un señor temporadón en "Asylum" (vale, no está nominada por la serie, pero seguro que algún voto recibe pensando en su Lana "Banana" Winters). ¿O por fin Vergara ganará algo?

¿Quiénes son vuestros favoritos?

jueves, 10 de enero de 2013

Poder zorrupio


ABC Family estrenó esta semana la segunda parte de la tercera temporada de su serie estrella: "Pretty Little  Liars". Las zorrupias se despidieron de nosotros en verano dejando al descubierto la verdadera identidad de Toby, y luego, en el especial de Halloween, una muerte nos pilló por sorpresa. Una muerte y una mano que surgió de un determinado sitio y de la que no se ha comentando absolutamente nada en la season premiere

Han sucedido demasiadas cosas en este 3x14 "She's Better Now", así que, si todavía no has visto el capítulo, deja de leer y dale al play. Si por el contrario lo has disfrutado ya, adelante, estás invitado a pasar.

Todo comienza con nuestra zorrupia rubia favorita, Hanna, que duerme tan tranquila en su habitación cuando se despierta y se encuentra a Mona observándola. "Los médicos me han dejado salir". Querida Hanna, amiga: ¿de verdad crees que a una loca sus doctores le dejarían salir en mitad de la noche? Ahora bien, ¿de verdad ha terminado ya su tratamiento o se ha escapado? La pobre loquita que se escapa del psiquiátrico disfrazada de enfermera y le dice a su cómplice "Las cosas han cambiado. Te veré pronto", ahora tiene miedo de volver al instituto después de que todo el mundo sepa lo que ha hecho. "Wren dijo que eras mi ángel de la guarda". Mona sabe que Hanna es su mejor arma para conseguir que las zorrupias le apoyen, así que va a hacer lo imposible para ponerla de su parte. A su vez, vemos a un chico en monopatín (con capucha, que nos encantan los misterios en esta serie) al que persigue un coche. Consigue escapar y nosotros conocer la identidad del conductor: no es otro que Toby. ¿Quién sería el encapuchado del monopatín? En casa de Emily, tras la ausencia de su madre, su padre ha tomado el control y ha puesto un sistema de seguridad para tener bien cuidada a su hijita la ex-alcohólica (dejó la bebida como si nada).

La que también está ausente es la madre de Hanna, así que su abuela está con ella pasando unos días. Después de contarle la historia de un primo loco que consiguió rehabilitarse, consigue convencer a su nieta  para dar una segunda oportunidad a Mona. "¿Crees de verdad que la gente puede cambiar?". Las zorrupias se reúnen (ojito al outfit de Aria, mezclando rayas de cebra con estampado de leopardo) para comentar la aparición de Mona y dejar en el aire que el padre de Aria pasa a formar parte de la lista de sospechosos. Una recatada Mona hace su aparición vestida de niña buena (esa diadema blanca) cuando Aria y Emily descubren quién es su nueva profesora: Meredith, la estudiante-amante del padre de Aria. Hanna sale de clase con Mona y la acompaña hasta su taquilla, donde encuentran un cerebro de vaca clavado. "Mona, ¿qué es eso? ¿es un cerebro?" Ay, nuestra rubia, ¡qué lista es! Pero lo mejor de todo es el cartel que acompaña al cerebro: "Coge una vaca loca para conocer otra". Mona (que nadie dude que la chica ha montado todo este show) recorre el pasillo con el cuchillo y el cerebro y lo tira a la basura ante la atenta mirada de sus compañeros de instituto (entre los que se encuentra Lucas al que le dice algo al oido) y Jason (que si no recuerdo mal en el instituto ejercía de profesor o algo por el estilo, por lo que podría haber puesto punto y final a semejante numerito).

Mona, la vaca loca
Las zorrupias trasladan su reunión al baño, y mientras Aria y Spencer discuten sobre tonterías del tipo: "No sabías que era un cerebro de vaca porque no viniste a clase de biología". Al menos Spencer es la única con dos dedos de frente que no siente pena alguna por Mona. Precisamente Mona interrumpe la conversación para decirles que ahora es mejor. Hanna y Caleb ya no esconden su relación, y nuestra zorrupia le pide a su novio que hable con Lucas, a ver si consigue sacarle algo de información. De vuelta a los pasillos del instituto, Emily ve a Mona hablando con el nuevo señor de la limpieza, que no es otro que el señor que regentaba el motel en el que se hospedó durante tanto tiempo mientras preparaba su venganza. A pesar de que estuvieron hablando con él, no parece que haya reconocido a Emily. Spencer comparte con Toby su preocupación, y éste le reprocha que vale ya de preocuparse por tonterías (esta actitud en Toby ha salido a la luz desde que descubrimos que forma parte del TeamA). Spencer ve a Mona y Jason abrazándose y se despierta su alarma interior. Hanna y Emily bajan al sótano del instituto para espiar al "limpiador" y descubren que en su despacho tiene muchas de las cosas de Mona. Y como las chicas son así de espabiladas, aún estando el buen hombre en su despacho, no se cortan un pelo y se ponen a hablar como si estuviesen solas. Por lo menos han sacado algo en claro: ya tienen nueva misión, visitar de nuevo el despacho y recuperar las cosas de Mona.

Aria le prometió a la ex novia de Ezra que no le contaría que no abortó y que dio a luz a un niño, pero parece ser que alguien más lo sabe y le deja una cesta de regalos en la puerta de su apartamento. A pesar de no estar firmada por A, en el globo deja claro quién la ha enviado: "It's A boy". Spencer y Toby se están preparando para la maratón, y cuando están preparados a meterse en casa y pasar la tarde en el jacuzzi, aparece Jason. ¿Hace falta recordar que Jason y Spencer son hermanos? Spencer le avisa de que tenga cuidado con Mona, mientras su novio, descamisado y sudoroso, se acerca marcando terreno y abdominales. Jason le mira con deseo, todos lo sabemos. Caleb se reúne con Hanna, Aria y Emily y les muestra la transcripción de una conversación entre el director del instituto y los padres de Mona (Caleb tiene las claves de seguridad y bla bla bla). Total, que los padres no querían a Mona de vuelta en el instituto, pero la niña sí lo quería. Mientras sus amigas avanzan en la investigación (?), Spencer y Toby disfrutan del jacuzzi. Bueno, disfrutar no disfruta nadie, porque ella se asusta por unos ruidos y se va y él, entre el calentón que lleva y que ahora sólo puede poner cara de malo-maloso-que-nunca-antes-había-puesto, se queda con las ganas de pasar un rato mejor.

Toby poniendo caras
Aria le pregunta a su padre por Alison. "¿Pasaste rato a solas con ella?". Al padre se le pone cara de circunstancia y le dice que no. Ay, mentirosillo. Mona ha colgado en Internet un vídeo en el que pide que todos los chicos que lo estén pasando mal en sus institutos no se acobarden y lo digan, que no están solos ("Confiesa lo que has hecho, y lo que te han hecho"). Mientras Hanna está viendo el vídeo con su abuela (que ya no quiere que su nieta le dé una segunda oportunidad a la loca), recibe la visita de Lucas. Un Lucas al que ya habíamos visto cojear, y que viene a darle un dinero que debía a Caleb. La cojera se debe a un accidente que tuvo con el monopatín (Hola chico encapuchado del monopatín, te llamas Lucas). Lucas niega haber hablado con Mona (otro mentiroso, pues le vimos visitándola, al menos una vez, mientras estuvo ingresada) y le avisa que no era la primera vez que Mona salía del hospital. Parece que Hanna no le ha escuchado, porque no se sorprende lo más mínimo. Ahora bien, ¿por qué sabe Lucas que Mina había salido ya otras veces del hospital?

Aria y Caleb son los encargados del stand de primeros auxilios para el maratón escolar, y la zorrupia con menos estilo aprovecha para preguntarle si le hubiese gustado haber conocido a su padre cuando era un niño pequeño. Mientras, Mona hace su aparición convertida en una especie de salvadora de la humanidad. La abuela de Hanna coge el mircófono y se pone a cantar el himno nacional y su nieta y Aria y Spencer trazan el plan para llegar al despacho del "limpiador". Emily no forma parte del plan porque su padre ha decidido que lo mejor es tenerla encerrada en casa mientras todo el pueblo disfruta en comunidad. Pero nuestra Em es muy lista y cambia su móvil por el de su padre (menos mal que A no le ha mandando ningún mensaje, porque se hubiese liado bastante gorda, siempre y cuando el padre de Emily no tenga nada que ver con A, claro). Por cierto, está muy bien que el padre de Emily lleve camisetas del Ejército para que no olvidemos que es militar. Gracias. Otra cosa, Emily, a modo de consejo: en vez de escapar por la venta, ansiosa, espera a que tu padre se aleje y sal por la puerta. De nada. Al final todas llegan al despacho a la vez y encuentran el diario de Alison (para el "limpiador" era el diario de Mona) y descubren qué tenía Ali con el padre de Aria: resulta que le chantajeaba desde que descubrió que tenía una amante. En el flashback se nos muestra al padre de Aria como un hombre violento para que, por si acaso no lo tenía claro, le incluyésemos en la lista de sospechosos. Pero todo muy sutilmente. Cuando escapan del despacho se encuentran con el "limpiador" (¿qué ha tomado este señor para no recordarles?), pero aparece Toby (qué rápido termina este chico los maratones, se ducha y se cambia de ropa) y les saca de allí. Interesante el intercambio de miradas entre Toby y el "limpiador".

"Eh, Toby, yo te conozco"
Cuando salen del instituto ven cómo la unidad médica que tenían preparada arde. ¿Quién resulta herida? Meredith. ¿A quién acusa? A Aria y sus amigas. Al final del día, Spencer vuelve a visitar a Jason para recordarle que Mona es mala. Jason, celoso por los abdominales de Toby (y que había mirado con todo detalle en su anterior visita), le muestra los suyos a Spencer. Pero todo tiene un explicación: cuando la zorrupia más glam se va, aparece Mona, que está curando la herida que Jason tiene en el costado. Sí, amigos, la herida coincide con la que Aria causó a su agresor con un destornillador cuando le atacó en el tren. Pero lo mejor es la escena post-episodio en la que vemos a un miembro del TeamA (si fuese Toby le habríamos visto la cara) desmontando bicicletas para que sus dueños tengan accidentes. ¡¡Qué malos!!

"Pretty Little Liars" ha vuelto en todo su esplendor con todo lo que esto significa. Avanzar nada (o muy lentamente) en la trama principal e hinchar (descaradamente) la lista de sospechosos y los misterios que giran en torno a nuestras zorrupias. Tenemos por delante 10 capítulos más (hasta Marzo) para seguir disfrutando de nuestras chicas favoritas. ¡¡Qué viva el poder zorrupio!!

miércoles, 9 de enero de 2013

La doctora Devlin y la mafia de Chicago


Una de las apuestas que la FOX presentó esta temporada fue "The Mob Doctor", un drama que mezclaba tramas de hospital con tramas de la mafia. El resultado no pudo ser peor y en su estreno la serie superó por poco los cinco millones de espectadores (con un flojo 1.5 en demos). Los datos que marcó las siguientes semanas dejaban claro que "The Mob Doctor" no iba a tener ningún futuro, pero la cadena se resistía a pronunciarse (mientras que otras networks cancelaban series y recortaban episodios sin ningún remordimiento). Fue perdiendo espectadores al mismo ritmo que bajaba del 1 en demos. Al final, la FOX decidió, no sólo cancelar la serie dejándola con 13 capítulos en su primera temporada, sino que sus últimos 4 capítulos se iban a emitir entre sábados y lunes (que era su horario habitual). De verdad que no lo entiendo con lo fácil que hubiese sido respetar su horario hasta el final después de haber aguantado tantas semanas en antena. En su primer sábado de emisión apenas superó los dos millones de espectadores (su mínimo histórico), pero para su mínimo en demos hay que fijarse en el tristísimo 0.4 que marcó en el capítulo emitido en Nochevieja. La serie se despidió de la audiencia este lunes subiendo al 0.9 ante 3.300.000 espectadores.

Sin ser una serie horrible, "The Mob Doctor" fallaba. No sólo no contó con el apoyo de la audiencia americana, sino que en Twitter y en los blogs apenas se hablaba de ella. Vale que no es un gran indicador, pero hay series muy poco vistas que sí cuentan con una legión de seguidores (como son los casos de "Cougar Town", "Happy Endings" o "Don't Trust the Bitch in Apartment 23"). Pero la serie de Jordana Spiro no enganchó a nadie. Y los que la hemos seguido hasta el final lo hemos hecho porque, como he dicho, no era una serie lo suficientemente mala como para dejarla a un lado. Tampoco lo suficientemente buena como para recomendársela a la gente. Pero tenía ese "algo" de entretenimiento que ha tenido su recompensa, primero, con las apariciones de Jennifer Beals (las series ambientadas en Chicago en las que aparece son canceladas, o sino que le pregunten a la mucho más que buena "The Chicago Code"), y segundo, con un final cerrado que me (nos) ha dejado satisfechos.

Voy a entrar a comentar, aunque sea por encima, la temporada, así que si tienes interés por ver la serie, o todavía no la has terminado, no sigas leyendo. De lo contrario, adelante.


A lo largo de sus 13 capítulos sólo hemos vivido dos momentos interesantes. Por un lado, el momento en el que descubrimos que Franco (James Carpinello) trabaja para el FBI y que ha estado infiltrado entre los hombres de Constantine (bueno, infiltrado ha estado en todos lados, porque ha cambiado de bandas como de ropa interior, ¿verdad Moretti? ¿verdad Russell King?) A Moretti mejor ni nombrarlo, que su trama con su muerte y resurrección se las trajo (además de estar interpretado por uno de los peores actores televisivos: Michael Rapaport). El otro momento tuvo lugar al final de duodécimo capítulo, con el tiroteo a Constantine y  Daniella Devlin (que nadie olvide que Wendy Makkena era la monja joven y tímida en "Sister Act"). La series finale ha sido el mejor capítulo de la serie. La revelación a Grace de que es la hija de Constantine (nosotros lo descubrimos/intuimos) con la aparición del hijo de Constantine; la muerte de su madre; y que haya matado al propio Constantine han permitido a "The Mod Doctor" despedirse con dignidad. Grace se fuga a México con Franco, dejando atrás el hospital (con su jefe, su ex y su mejor amiga) y a sus hermanos (en especial al hermano por el que se metió a trapichear con la Mafia). Hay que destacar la facilidad con la que Grace, después de perder a su madre, ha jugado a ser una mujer de la Mafia y se ha puesto a negociar con los asesinos de su madre (con escupitajo incluido). Muy bonito que, después de haberla ignorado toda la temporada y de haberla rescatado para sus últimos episodios, el personaje de Jaime Lee Kirchner no haya aparecido en la series finale. Y curioso es también que, después de empezar los seis primeros capítulos (si no me equivoco) con un flashback que tenía que ver con la trama de ese capítulo y que se solucionaba al final, dejasen de lado esta técnica para el resto de capítulos (aunque rescatada, así de refilón, en el último capítulo). O ese agente del FBI (Adam Harrington) que aparecía cuando le daba la gana.

"The Mob Doctor" llegó a la parrilla sin hacer ruido y se ha despedido por la puerta de atrás y completamente muda. Echaremos de menos los andares de la doctora Devlin y la facilidad con la que abandonaba el hospital para atender a Constantine y sus hombres sin que nadie le reprochase nada. Y a su novio, el doctor Robinson (Zach Gilford), totalmente desaprovechado y que tuvo protagonismo sólo cuando su hermano fue ingresado en el hospital. Adiós doctora Devlin.

lunes, 7 de enero de 2013

El misterio de los Bowers


NBC estrena esta noche una de sus apuestas para la midseason: "Deception", de la que colgó su premiere en la web, permitiéndonos hincarle el diente antes y así no agobiarnos con todos los regresos y estrenos que se nos avecinan estas semanas. De "Deception" podemos decir algo así como que es la respuesta de la cadena del pavo real al éxito de "Revenge". La serie iba a tener una primera temporada de 13 episodios, pero al final han quedado reducidos a 11 y serán emitidos sin parones.

Meagan Good (vista en la quinta temporada de "Californication") es Joanna Locasto, policía a la que un antiguo novio (Laz Alonso) que trabaja en el FBI (su jefe es David Zayas, que deja de ser policía de Miami para trabajar en el FBI) convence para que le ayude a investigar la muerte de Vivian Bowers. Da la casualidad de que Joanna y Vivan fueron mejores amigas durante mucho tiempo, hasta que se separaron la noche en la que Vivian pretendía escaparse de casa. Joanna era la hija de la asistenta de Robert Bowers (Victor Garber, al que podemos ver en "Argo"), cuya primera esposa falleció y que está ahora casado con Sophia (Katherine LaNasa), una perra de cuidado, y con la que tuvo a Mia (Ella Rae Peck, la Lola de "Gossip Girl"). De su primer matrimonio nacieron, además de Vivian, Edward (Tate Donovan, que coincide con Garber en "Argo") y Julian (Wes Brown). Es importante señalar que Julian y Joanna tuvieron su pasado, por lo que cuando su ex del FBI descubra que tuvieron una historia, los celos saldrán a la luz.


La familia Bowers es dueña de los Laboratorios que llevan su nombre y no está alejada de la polémica y los misterios. Edward (casado/separado/divorciado, con una mujer que parece que le tiene miedo y un hijo) se vio envuelto hace 15 años en algún tipo de escándalo del que salió impune. Julian es el artífice del nuevo medicamento contra el cáncer que permite evitar la quimioterarapia (pero que ha tenido resultados nefastos sin que ésto importe para que salga igualmente al mercado). Mia conoce a Remy (Christopher Denham, que también aparece en "Argo"), un perdiodista al que su hermana Vivian filtró la historia del medicamento de Julian y con el que pretendía sacar a la luz la historia. Remy, además, le ha abierto los ojos a Mia con respecto a su padre ("Estoy empezando a pensar que mi padre es un mal tipo") y ha comenzado una especie de alianza de mutuo beneficio junto a Joanna. Pero poco han durado porque Remy ha sido asesinado. Lo que sí ha conseguido Joanna es descubrir, gracias a un pen que su amiga Vivan guardaba en el mismo sitio donde, hace mucho años, guardaba la marihuana, que murió embarazada (¿quién es el padre?). Y, de paso, ha descubierto que cuando terminó su amistad con Vivian, ésta fue enviada por su padre a un centro para madres solteras. Resulta que Vivian dio a luz una niña, que no es otra que su hermana Mia. Así que Mia y Vivian no son hermanas, sino madre e hija. De nuevo, ¿quién es el padre?. Y para cerrar todas estas historias de misterios, Julian arroja al mar el anillo cuya marca tiene grabado el cadáver de Vivian. Pero vamos, que no dudemos ni por un segundo que no fue él el asesino.

"Deception" tiene 11 capítulos para contarnos quién mató a Vivian y por qué. Tenemos muchos sospechosos, y muchas causas probables. El Piloto presenta la historia y a todos los personajes (no es necesario mostras al espectador los misterios de todos los personajes en el primera capítulo), pero falla a la hora de hilar escenas. ¿Contará la serie con el apoyo de la audiencia?